jueves, 13 de octubre de 2011

La locura y balón.


Algo sucede en nuestro legendario y  querido deporte de la pelota,  para que día a día seamos testigos de como las más absolutas de las paradojas y locuras aparecen entre nosotros para instalarse en nuestros estadios, campos, vestuarios y medios de comunicación. 

La última locura de la que somos testigos con destacada y humorística  sátira, es el hecho de que un jugador del Athletic de Bilbao sea internacional por Venezuela. Quede claro de antemano que desde FAIR PLAY nos alegramos del éxito de tan gran jugador, pero aún así no dudamos en decir bien alto, que sea cual sea el color y nacionalidad de la camiseta que Amorrebieta llegue a vestir es la ikurriña y su legado histórico la que le da alma a este jugador. Por eso se hace raro e incluso cómico ver defender la camiseta "vino tinto" a este jugador, al cual siempre consideraremos Vasco de alma y sangre y   Español de capa y corazón. 

Este hecho es consecuencia de la locura legislativa que reina en el deporte en general, pues la libertad con la que se mueven los transfer y las nacionalidades en el deporte profesional, transforman en ocasiones el deporte en un dulce burdel lleno de intereses y poco deporte en si mismo.