martes, 16 de agosto de 2011

¡¡Por fín en casa!!


Tres años después de que el F.C Barcelona comenzara su reinado en el fútbol continental ha podido deshacer uno de los embrollos más grandes a los que se ha podido enfrentar, trayéndose de vuelta a Cesc Fábregas a sus filas.

Después de finalizar el fichaje del jugador catalán bajo unas cifras cuanto menos astronómicas, la llegada de Cesc al FC. Barcelona apuntala la plantilla blugrana en una posición tan superpoblada como llena de maestría. Sea como fuere, está claro que aporta a la plantilla blaugrana un exquisito toque de calidad que será muy dificil de contrarestar, y ese puede ser su mayor enemigo sin duda.

No obstante el retorno de una de nuestras estrellas nacionales a la liga española le da distinción y renombre a una liga que sobrevive bajo la batuta de unas normas bananeras y unas cifras bestialmente injustas con el mundo que vivimos.

¡Bienvenido Cesc!

Esta es tu casa y esa camiseta la que te vió nacer, no te quepa duda que aquí puedes disfrutar al máximo de la pelota. Por que aunque consideres tu padre futbolístico a Wegner, la armonía con que se mueve el FC Barcelona te aportará la alegría que el Arsenal jamás te dió y los títulos que aquí sí podrás ganar.